Alevín C Paco Pradas - Gaspar Gálvez

 

La escuela paco pradas vuelve a la senda de la victoria con una sufrido triunfo ante gaspar gálvez (2-1)

El conjunto dirigido por Rafa y Jose afrontaba la visita del Gaspar Gálvez con el objetivo de no dejarse más puntos en casa, donde debían hacerse fuertes para poder escalar puestos en la clasificación. En un encuentro tan disputado como en la ida, en la que lograron conseguir un merecido empate, los locales consiguieron remontar el tanto inicial de Rafa con un doblete de su capitán, Jaime, para así conseguir su cuarta victoria de la temporada.

El partido comenzó con un Gaspar Gálvez intenso, que se quería aprovechar de la debilidad que la Escuela Paco Pradas suele mostrar al comienzo de los partidos en la presente temporada. Sin embargo, ese no iba a ser el caso en este encuentro, en el que tanto Fernando, como Jose y Fran se mantuvieron muy serios y concentrados, lo que les permitió aguantar las acometidas del rival durante toda la primera mitad. Una defensa que fue difícil de superar durante todo el encuentro, y que gozó de una actuación estelar del guardameta, Antonio, quien durante los 70 minutos realizó todo un recital de paradas.

Tras unos primeros minutos difíciles, en los que los locales hicieron toda una demostración de solidez y trabajo, Jaime y Jesús, que ocupaban la posición de mediocentros, fueron afianzándose con la pelota, permitiendo así que el ariete local, Quique, gozase de algunas buenas oportunidades durante los últimos compases de la primera parte.

Con ello, el encuentro llegó al descanso completamente abierto, con dos equipos que habían mostrado sus cualidades ofensivas, pero, sobre todo, sus aptitudes defensivas. Todo hacía indicar que el partido no iba a ser ningún festival de goles, y así fue.

El inicio de la segunda mitad fue un calco al de la primera, con la Escuela Paco Pradas aguantando el ímpetu inicial del Gaspar Gálvez. Sin embargo, en esta ocasión ni Antonio, que estaba realizando un partido impecable, pudo evitar el tanto visitante, fruto de un rechace, tras un centro desde la derecha, que Rafa recogió en el punto de penalti y que logró transformar en el primer gol del partido en el minuto50.

Un tanto que para cualquier equipo sería un duro golpe, casi definitivo, pero que durante toda la temporada ha servido a la Escuela para sacar lo mejor de sí. Y así fue, con el gol en contra los locales se levantaron y disputaron los mejores minutos del partido, en los que mucho tuvo que ver la entrada al campo de la joven promesa, Gimbert, que se afianzaba en el terreno de juego a medida que pasaban los minutos.

Tras unos primeros 50 minutos de partido en los que la defensa del conjunto local se había empleado a fondo, era le turno de atacar. Y así fue. Jugadores como Quique, Jaime, Jesús y el propio Gimbert se hicieron con el balón y empezaron a cimentar la remontada, que comenzaría al filo de la hora de partido. En el minuto 59, tras una jugada por la banda derecha, Jaime penetró en el área rival y fue zancadilleado por un zaguero, tras lo que el colegiado acertó al pitar penalti, pena máxima que el propio Jaime fue capaz de convertir en gol tras una parada inicial del cancerbero.

Con el empate en el marcador, la Escuela fue a por todas. El joven Gimbert cada vez gozaba de un mayor protagonismo, del que se beneficiaron los demás atacantes del equipo, que no dudaban lanzarse a la ofensiva sabiendo la zaga que les resguardaba. Precisamente de sus botas salió el tanto de la remontada. Tras recibir en la banda derecha un pase de Fernando, Gimbert logró combinar -tras un precioso caño- con Quique, quien tuvo todo el temple del mundo para esperar el desmarque de Jaime, que recibió y ejecutó a placer a la derecha del portero en el 67.

Tras este gol, el equipo visitante volvió al ataque buscando el empate, pero la férrea defensa de los locales lo impidió, lo que permitió la conclusión del partido con un marcador que finalmente reflejaba la victoria de los rojos.

Tras el partido, todos los jugadores y entrenadores se saludaron deportivamente como guinda a un partido que fue todo un homenaje al esfuerzo y la intensidad, pero también para el respeto tanto entre los dos equipos que se enfrentaban, como hacia el árbitro, que tuvo una buena actuación.

En la siguiente jornada, los de Rafa y Jose deberán visitar un difícil campo como es el del Alcázar CF, del que esperan, como siempre, poder desarrollar los aprendizajes de la semana, de la mejor manera.

¡Seguimos creciendo!

   

   

   

            

© Escuela de Fútbol Paco Pradas 2016